De nuevo la pájara. Valladolid 2 – 1 Sevilla FC

Si el partido de ayer hubiese durado 10 minutos, finales, estaríamos hablando de un equipo volcado al ataque, con ganas de amedrentar a un débil rival. Lo malo es que los partidos duran 90 minutos y los primeros 80, fuimos como una mosca en una vaso de aceite. Muy bien nos deben ir las cosas hasta final de temporada para llegar a la fase de clasificación de la Champions…si tenéis velas, poner un par a San Judas Tadeo, el Santo de los Imposibles.

Os dejo el resumen:


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *