Volvieron los malos tiempos

Otra vez volvimos a caer en los mismos errores, falta de fluidez en mediocampo y permisividad en la defensa. El Sporting supo aprovechar sus ocasiones y no tuvimos ni siquiera el pundonor de remontar el marcador. Parece que el efecto nuevo entrenador empieza a disiparse. Hay trabajo para rato, y al parecer es más psíquico que físico o táctico.

Resumen y Goles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *