Kanouté: la persona que amo

Frederic Kanoute no solo se hace admirable cuando es capaz de regatear a un león con nombre de futbolista en una loseta. Este hombre es admirable porque sigue acordándose de los hombres, de los niños, de los desheredados. La Fundación Kanouté garantiza el futuro de los chicos más pobres y olvidados de Mali. Sus goles son los que dan la vuelta al mundo y convierten al futbolista en mito.

Gran entrevista a un hombre que siendo tan grande dentro de los terrenos de juego (no voy a decir nada más, un día ya dije que verle bajar la pelota al suelo debía ser considerado la octava maravilla del mundo) lo es aún más fuera de éste.

Aunque habla poco, actúa mucho. Me refiero al tema de Palestina, y sobre todo a su proyecto de Ciudad de los Niños en Bamako, la capital de Mali, a través de la Fundación que lleva su nombre.

Me quedo con una pregunta y una respuesta. ¿Su solidaridad es religiosa o política? Mi solidaridad es humana.

Me gusta también su prudencia a la hora de juzgar a Obama. Ahí también estamos de acuerdo. Y nos revela también que Kanouté en su dialecto significa «la persona que amo, la persona que quiero, bienvenido». Que nombre más bien puesto que tiene el GIGANTE (siempre con mayúsculas).

Un hombre solidario, un hombre comprometido con su tiempo, un hombre sensible, un artista y un creador de fantasía.

One comment

  1. Turko dice:

    Por eso es el mejor jugador de la historia del SFC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *