La final de Caparrós

25 años después, Barça y Athletic C. vuelve a disputar una final de Copa con el recuerdo de lo ocurrido en su día al final del encuentro.

Hoy se enfrentan los dos equipos con más entorchados coperos, uno muy superior futbolísticamente, el otro superior en mentalidad y ganas. El resultado será incierto pues por mucha superioridad que el Barcelona ha demostrado a lo largo del año, el Athletic, entrenado por Don Joaquín Caparrós, presentará batalla hasta el pitido final.

Y precisamente de esa lucha y esa garra, la misma que nos dejara fuera a nosotros de esta final, es responsable en gran parte, un sevillista como la copa de un pino: Joaquín Caparrós.

20050603dasdasftb_10_i_lco

Como ya hiciera en el Sevilla, el utrerano llegó a Bilbao para intentar levantar el vuelo de un equipo que en los últimos años andaba perdido, sin rumbo ni objetivo y con una afición moralmente hundida. Esa misma podría ser la historia del Sevilla justo antes del año 2000, cuando éste sevillista de mamazo, llegó al banquillo de los nuestros.

Y del mismo modo que a nosotros nos sacó del letargo y nos colocó entre los mejores equipos del campeonato, Caparrós ha devuelto la alegría a un Athletic que, si bien en Liga no ha andado sobrado, sí ha conseguido lo que sus aficionados tanto ansiaban: una final Copera.

Los bilbainos vuelven a presumir de equipo, a sentirse orgullosos de los suyos, a mostrar sus colores sin tapujos y esta noche será un durísimo rival para un Barcelona que ansía conseguir su primer triplete.

La cita es esta noche, pero Valencia ya lleva varios días tomada por la marea rojiblanca que superará con creces a la catalana, y en la ciudad ya se respira el ambiente de la grandes noches.

Yo, si no lo digo reviento, espero que si alguien tiene que salir victorioso esta noche, sea uno de los nuestros: Don Joaquín Caparrós, el hombre que nos devolvió la alegría.

¡Suerte Jokin!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *