Archive for Peña Sevillista @1000km de Nervión

Que recuerdos…

Allí estábamos, sentados en el sofá viendo como cada minuto contaba, cada vez nos quedaban menos uñas que comer, menos voz para gritar…y de pronto, un chute, un gol y todos saltando, abrazandose, llorando, gritando de rabía contenida. Eso pasó ayer con el gol de Andresito Iniesta, se lo merece…pero mi mente no pudo más que transporstarse años atrás, esa sensación que ahora sentían mis amigos barcelonistas, la vivimos todos los sevillistas con nuestro querido Antonio Puerta.


Depués de la locura…una sonrisa complice, una añoranza y una envidia sana, ojalá pronto podamos vovler a soñar.

Un postre muy dulce

Hay noches en que después de una buena cena el postre tiene un sabor especial. Eso fue lo que nos pasó el Sábado. El restaurante era de 2 tenedores y se llamaba Santiago Bernabeu.

Después de una gran cena, de un fútbol exquisito, de un partido que se hablará y se recordará por muchos años…Pues aparece la solvencia de Luis Fabiano y la calidad de Kanouté para llevarse algo más que tres puntos de Villarreal, lo que puede ser un pasaporte para la previa de Champions y, si todo va bien, escuchar de nuevo el dulce sonido de «Zadok el sacerdote», Haendel…que postre más rico.

Felicidades Juveniles!

Estas noticias, desgraciadamente,  quedan eclipsadas por los primeros equipos del Sevilla Fc. Pero lo cierto es que nuestros juveniles se han marcado un campeonato exquisito y han vuelto a conseguir el triunfo en la categoría Juvenil División de Honor.

Clasificacion

Derrota de chiste

Cuando he visto el primer gol de Iniesta, tan solo transcurridos 2 minutos de partido me ha venido a la cabeza un chiste muy viejo: “el árbitro pita una falta en un partido Lepe-Barcelona, los jugadores de la barrera se dan la vuelta y se ponen todos mirando hacia la portería, y la gente extrañada le grita, que hacéis!…a esto que los jugadores del Lepe responden: si hombre, para una vez que vemos en directo al Barcelona no nos vamos a perder el gol” Pues esto resumiría un poco el partido.

Un partido sin ninguna intensidad por parte de los jugadores del SFC, donde salieron pensando en que el partido ya estaba perdido y así fue. Lamentable para cualquier deportista pensar así, una falta de respeto para cualquier aficionado al fútbol, incluso los del equipo rival. No por eso hay que quitarle meritos a un Barcelona que ya puede considerarse uno de los mejores equipos de la historia.

Digo Esquines “La derrota en la guerra no es el mayor de los males, salvo cuando la inflige un enemigo indigno.”, esta noche el SFC no fue un rival digno.