Archive for Opinión

Gracias Sr. @rubenuria

Los sevillistas, poco acostumbrados a los beneficios de la prensa, a veces nos sobresaltamos al leer a algunos periodistas alabar a nuestro equipo.

Hoy, tras leer el escrito de Ruben Uría, uno agradece esas palabras que contribuyen más aún, a sentirse orgulloso de ese escudo que todos y todas sentimos y nos da fuerzas y ánimo para encarar la semana que se nos viene encima.

Sin más dilación, os dejamos el artículo en cuestión publicado en la web de Eurosport.

http://www.eurosport.es/futbol/blog-uria-grande-de-europa_sto5574728/story.shtml

Grandes de Europa.

Otra vez

Otra vez llega uno a casa tras haber ido a la Peña a ver el partido de su Sevilla y vuelve a vivir situaciones familiares.

Al entrar te encuentras a tu mujer en el sofá de casa viendo la TV. Te mira, analiza , escanea tu cara y suelta la frase: ¿Otra vez?.

Sí, otra vez.

Y entonces te diriges a la habitación de los críos que ya duermen, les das un beso, les colocas bien la ropa de cama y, como el que no quiere, fuerzas que se despierten lo justo para que te vean la cara y te pregunten, ¿otra vez Papá?.

Sí, otra vez.

Y cuando ya has saludado a la familia, te vas a la habitación, te sientas en la cama antes de empezar a cambiarte la ropa de calle por algo más cómodo, y te estiras mirando al techo recordando cada una de las jugadas del partido que acabas de ver y, como si estuvieses en un sueño del que no quieres despertar, te preguntas, ¿lo hemos vuelto a hacer?.

Y la respuesta vuelve a ser la misma.

Sí, otra vez.

43501606

Y lo malo es que sabes que esto desgraciadamente no puede durar toda la vida y piensas en cuando íbamos a jugar a Albacete, a Soria o al Camp d’Esports de Lleida pero es entonces cuando, a medio vestir, te sientas delante del ordenador, abres los principales portales deportivos y te das cuenta que no es un sueño, que lo que has vivido es la más bonita de las realidades y tu equipo lo ha vuelto a hacer.

Sí, otra vez.

Y ya son muchas veces.

Y lo mejor es que pueden ser más.

Y entonces te acuerdas de los que se reían de ti, de los que llevan gastado en equipaciones de otros equipos una fortuna, de esos que se agarran a un clavo ardiendo con tal de no verte feliz y piensas cómo lo deben estar pasando, ¡cuan grandes debes ser esas tragaderas!

FullSizeRender

Y entonces piensas, ¿siempre que yo he pasado por ésto, ellos han pasado por eso?.

Y las respuesta vuelve a ser la misa.

Sí, otra vez.

Y las que les quedan.

Grandeza (1-3)

Como ya hemos dicho otras veces, no pretendemos hacer una crónica del partido de esta noche por que a buen seguro, la mayoría lo habréis podido seguir en directo y tod@s sabemos lo que hemos visto.

Vemos a un Sevilla que gana con facilidad, un equipo que no se resiente aún cambiando a la mitad del once, una plantilla en la que todos se sienten importantes y aceptan su rol, unos jugadores que juegan el último minuto con la misma intensidad que el primero…en definitiva hemos visto a un señor equipo.

Viendo lo complicado del calendario que se nos avecina, Emery ha optado por dar entrada en el once a jugadores menos habituales, incluyendo los dos centrales, y el experimento le ha vuelto a salir bien. A veces da la sensación de que no importa quién juegue por que el resultado (casi)siempre es el mismo.

El equipo sigue batiendo registros, rompiendo estadísticas y todo a falta de 4 partidos para acabar el campeonato y con unas semifinales de Europa League en el horizonte. Y lo hace además, tras haber vendido a gran parte de la columna vertebral que el año pasado llevó de nuevo al equipo a campeonar y sin hacer fichajes a precios desorbitados. Nada de cesiones con compra obligatoria a razón de 25 millones, nada de jugadores contrastados en grandes equipos, NADA.
Y todo esto tiene una explicación: TRABAJO. Y como suele pasar, el trabajo da sus frutos y el equipo se ha puesto a recolectar en el momento clave de la temporada.

Puede que dentro de un mes leamos la prensa y veamos que finalmente el equipo fue quinto y cayó en semifinales de Europa League o por contra, puede que el futuro nos depare la clasificación para la Champions y un nuevo trofeo europeo pero pase lo que pase, acabe como acabe la temporada, lo que está haciendo el equipo es ya histórico.

Hoy el Sevilla es un equipo fiable, seguro de si mismo y que a (casi)cualquier estadio sin miedo al rival, más aún, hoy el Sevilla es un equipo tan temido como respetado y eso , señores y señoras, sólo demuestra la grandeza de este equipo.

Despedida de Campeón

Podríamos decir, que la Europa League ganada el año pasado, se consiguió gracias a la sensación de que ningún resultado, ni siquiera un 0-2, podría parar a un equipo en su afán por recuperar “su” Copa.

Daba igual el rival, no importaba el resultado de ida, ni un resultado adverso cuando ya parecía que nada se podía hacer. El Sevilla y sobre todo el sevillismo, creía.

Y a medida que iban pasando eliminatorias, tandas de penalties, goleadas, e incluso goles de infarto en el tiempo añadido, esa sensación de fe, de sentirse imparable, iba en aumento.

Y así, después de dejar en la cuneta a equipos considerados favoritos, el Sevilla, el sevillismo y la casta y el coraje de ambos, gritamos al cielo al ver a nuestro capitán levantar una Copa que nos pertenece.

El jueves el equipo vuelve a enfrentarse a un partido crucial en esta nuestra competición, un partido que necesitará de la creencia, convencimiento y fe de todos los que sentimos ese escudo en el pecho y para que los jugadores empiecen a empaparse, a sentir que con esa camiseta pueden tornarse invencibles, los Biris, los Guardianes de Nervión, han ido hoy a despedirlos al aeropuerto, antes de partir hacia la fría Rusia.

Y nada mejor contra el frío que el calor de tu gente.

Y ya sabemos de qué somos capaces si vamos todos a una, unidos, con un sólo objetivo: VOLVER A SER CAMPEONES.