Archive for Sevilla FC

El Carranza camino de Sevilla

El Sevilla vuelve a ser campeón del Trofeo R. de Carranza, uno de los más prestigiosos torneos veraniegos que se disputan en la pretemporada.

Una vez más, el partido no ha sido nada del otro mundo pero, una vez más, el Sevilla ha salido victorioso. Esta parece ser la tónica de nuestros partidos y creo que a los que nos gusta el fútbol con un poquito más de brillantez de la mostrada en estos partidos, tenemos que ir acostumbrándonos a ver a un equipo fuerte y seguro, capaz de especular 90 minutos para acabar ganando en una jugada aislada.

Ese es el Sevilla de hoy en día, capaz de presionar hasta asfixiar al rival pero incapaz luego de jugar bien el balón.

Los nuestros tiene la lección muy bien aprendida, no dan un balón por perdido, pelean hasta la extenuación, no se complican con el balón en defensa y por encima de todo, presionan al rival haciendo inútil su esfuerzo. El problema aparece cuando son los nuestros los encargados de crear fútbol y ahí es donde se ven las carencias que arrastramos, muchas ya desde al temporada pasada.

Durante los 90 minutos hemos visto como el equipo no dejaba jugar a los coruñeses, recuperaba rápidamente el balón pero, tan pronto como lo tenía, lo perdía en un mal pase, una mala apertura o una mala elección de la jugada.

A diferencia de lo que pudimos ver en las semifinales, hoy eran los nuestros los que intentaban llegar al área rival, los que llevaban el peso del partido, pero sin saber traducir ese dominio en ocasiones de gol.

Al final del primer tiempo, la sensación de superioridad era clara, pero el marcador seguía como al principio y volvíamos a tener la sensación de que los primeros 45 minutos habían vuelto a sobrar.

En la reanudación la cosa pintaba igual pero parecía claro que, tarde o temprano iba a llegar nuestro gol. Ver un partido de los nuestros empieza a parecerse a un partido de la selección italiana, sabes que el tiempo va pasando, que el partido es lento y sin fútbol, pero sabes también que en una jugada aislada la calidad de alguno de nuestros jugadores va a resolver la papeleta.

Y así ha sido.

Tras unos momentos de dominio deportivista, coincidiendo con la entrada de Valerón al campo (que gusto da verle jugar, qué forma de ver el pase que nadie ve…¡Del Nido fíchalo!), los nuestros han vuelto a ponerse el mono de trabajo, y en una jugada a balón parado botada por un magistral Duda, Escudé ha rematado al fondo de las redes de Aranzubia el gol que a la postre nos ha dado el torneo.

Era lo que se esperaba, lo que se veía venir.

Es como si siempre hiciésemos lo justo, ni un pizca más.

Y con ese poquito el Sevilla sigue agrandando su leyenda y se vuelve a coronar campeón, por segundo año consecutivo, del torneo veraniego por excelencia.

Antes de acabar creo que es justo elogiar a Adriano por el gran partido que se ha marcado, así como a Duda y Varas y confirmar que a Koné le falta gol, pero sobre todo las ganas de intentarlo, pues una y otra vez cae en el error de querer meterse dentro de la portería con el balón.

Este es el Sevilla que tenemos, un equipo con mucho oficio y las ideas claras, que no enamora con su juego pero que vence, aunque no convence, siempre con la ley del mínimo esfuerzo.

Han sido dos partidos sin brillantez pero con mucha eficacia, en los que nos hemos enfrentado a rivales de categoría y donde hemos ganado los dos partidos sin encajar un solo gol.

La receta funciona, puede gustar más o menos, pero por ahora funciona.

Somos campeones…otra vez.

Casi lo mismo (2-0)

Antes de empezar con el partido, quiero hacer mención al nuevo contrato publicitario suscrito por el club con al casa de apuestas asiática 12Bet. Según leo en la web del club, el acuerdo alcanzado permitirá al club ingresar el doble de dinero del que se ingresaba con el anterior patrocinador y eso, al fin y al cabo, es lo que nos debe importar.

Bueno eso y alguna otra cosa….pues las primeras noticias decían que el logo iba a ser BET y claro, eso no es cualquier cosa.

¿BET en la camiseta del mejor equipo de Andalucía?.

Cuando lo he leído me ha venido han venido a la cabeza los rumores de la camiseta verde para la Champions y me he dicho, “sólo falta jugar de verde y con BET en el pecho”.

Por suerte sólo ha sido un falso rumor (otro más) y cuando he visto a los nuestros saltar al terreno de juego me he quedado más tranquilo ;).

Bueno y ahora a por la crónica, aunque antes de empezar quiero decir que “chapeua”, vaya CHAPÓ.

Y ahora sí, vamos allá.

Me ha resultado curioso comprobar como el equipo sigue siendo, aún con las nuevas incorporaciones, un calco del que teníamos el año pasado.

Como pasaba en la Liga pasada, el equipo ha jugado más bien poco, ha estado lento, con dificultades en la creación y dedicando los primeros 45 minutos a ver pasar el tiempo.

Jiménez ha empezado con Palop en la portería, una defensa de cuatro con Konko, Drago, Squillaci y Navarro, con Perotti, Zokora, Duscher, Capel y J.Carlos en el centro y con Kanouté como único delantero.

No voy a entrar a valorar mucho los jugadores utilizados, pues es cierto que para el partido de esta noche, el equipo tenía numerosas e importantes bajas, pero de ahí a utilizar ese argumento como excusa para el pobre fútbol mostrado esta noche hay un trecho.

El primer tiempo ha sido soporífero, así de claro. Un partido que nunca le enseñarías a alguien que no sabe lo que es el fútbol.

Los nuestros, como ya hicieron en mucho partidos de la Liga pasada, se han dedicado a verlas venir, a esperar atrás dejando el dominio del balón a los valencianistas y, viendo que estos tenían mucha posesión pero poco peligro, ha seguido así hasta el pitido final del primer tiempo.

En este periodo, lo más destacable no ha sido el fútbol, básicamente por que no ha habido, si no la vergonzosa actuación del trencilla de turno, que ha pitado creyéndose en la final de la Champions, expulsando a Jiménez por protestar, y con razón, su pésima actuación.

En el segundo tiempo las cosas han cambiado algo, sobretodo por que en el primer acercamiento del equipo, Adriano, que había sustituido a Capel, anotaba el primer gol tras una preciosa pared con Perotti.

Sin hacer prácticamente nada, los nuestros se ponían por delante y, viendo la incapacidad de los chés, parecía que era un paso enorme para la final. Era una nueva demostración de pegada, de como sacar petróleo a una jugada aislada sin haber hecho casi nada hasta entonces.

Vaya, lo mismo que en muchos partidos de la temporada pasada.

Como se esperaba tras el gol, los valencianistas se estiraron en busca del empate, pero seguían en la tónica de mucho toque y poco peligro y así, entre los estériles intentos levantinos y los múltiples cambios, el partido se iba apagando poco a poco.

Cuando el resultado ya parecía definitivo y casi en los minutos del añadido, Duda botaba una falta al centro del área y Koné, muy activo pero poco acertado hasta el momento, hacía el segundo de la noche en un precioso cabezazo.

De este modo, con un fútbol tedioso y lento y con una alarmante falta de ideas en el centro, los nuestros siguen en la línea del “año” pasado, una línea que si bien nos llevó a lograr una maravilloso tercer lugar en la tabla, siempre nos dejó con un sabor amargo por el fútbol desplegado, y parece que este año, visto lo visto, va a seguir siendo así.

Está claro que en el fútbol como en todos los deportes, lo principal es ganar, pero también es cierto que hay muchas formas de hacerlo y siempre es más bonito hacerlo jugado bien al fútbol.

Llamadme romántico, pero aunque me alegro muchísimo por la victoria de esta noche, yo de mi equipo espero algo más.

Un Trofeo propicio

Vuleve un año más el Trofeo Ramón de Carranza, un torneo de nuestro agrado ya que es uno de los que más abunda en nuestras vitrinas, cinco veces, solo superado por el Trofeo Ciudad de Sevilla.

Un verano más, la ciudad de Cádiz se convierte en el referente futbolístico al contar con el cartel más llamativo de la pretemporada y la esperada cita futbolística se jugará los próximos días 13, 14 y 15 de agosto.

El que se ha venido a llamar ‘Trofeo de los Trofeos’ contará con un cartel netamente nacional, al igual que en las últimas tres ediciones, y tendrá la participación del Sevilla FC, Valencia CF y Deportivo de La Coruña, además del propio Cádiz CF.

La venta de abonos y de entradas va a un ritmo muy bueno y el horario de taquillas del Estadio Ramón de Carranza es el siguiente: del lunes 10 al miércoles 12 de 10 a 13:30 y de 17:30 a 19:45 horas. Durante el trofeo el horario para los días 13, 14 y 15 será de 10 a 22:15 (ininterrumpidamente).

Los emparejamientos de la LV edición son los siguientes:

Primera semifinal: Cádiz CF – Deportivo, 22 horas.

Segunda semifinal: Sevilla FC – Valencia CF, 22 horas.

Consolación a las 18:30 horas y Gran Final a las 22 horas.

El precio de los abonos y de las entradas es el siguiente:

Precios Abonos
Tribuna Tribuna Prefer. Preferencia Fondos
Adulto 89 79 69 44
Infantil 38 34 28 25

Precios de las localidades:

Semifinales y Final
Tribuna Tribuna Prefer. Prefer. baja Prefer. alta Fondos
Adulto 36 34 29 26 19
Infantil 16 15 13 12 9
Consolación
Tribuna Tribuna Prefer. Prefer. baja Prefer. alta Fondos
Adulto 18 17 15 13 9
Infantil 8 7 6 5 4

A estos precios se le sumará la cantidad de un euro, en el caso de los abonos, y de 0,5 céntimos en el caso de las entradas. Este suplemento estará destinado al fútbol modesto.

El equipo de tod@s

Como sabréis, desde que el club inició su campaña de captación de socios y aficionados, el lema de «Juega con nosotros, Somos de Todos» se ha ido extendiendo en busca de nuevos seguidores.

Cuando se presentó la campaña, anunciando que una de las camisetas del equipo iba a llevar serigrafiado el nombre de todos los pueblos del Estado, muchos (no todos) sentimos que el club quería acercarse un poco a más a todo el sevillismo, estuviera donde estuviera.

Era un bonito gesto por parte del club hacia todos los que sentimos el sevillismo desde cualquier punto de la geografía peninsular, pero nunca pensamos que ese gesto era tan sólo el inicio de algunos otros.

No hace mucho, algunos de nuestros socios nos informaron sobre la utilización por parte del club de una avioneta que estaba recorriendo el litoral catalán publicitando ese eslogan. Hasta hacia poco eso era tan sólo un sueño, algo muy lejano reservado únicamente a los que residían en Andalucía, pero con el tiempo las cosas estaban cambiando y hasta era posible ver esa avioneta desde cualquier playa de la costa catalana.

Estaba claro que cada vez más, el Sevilla era el equipo de todos.

Hoy, gracias a la peripecia y la celeridad de unos de nuestros socios disparando su cámara, sabemos que la campanaña no se ceñía únicamente a la avioneta y a las playas y que, paseando tranquilamente por la ciudad de Barcelona, uno también podía sentirse sevillista viendo pasar el autobús.

Y es que un día cualquiera, una tarde cualquiera, paseando por la céntrica Gran Via barcelonesa, uno puede tener la suerte de curzarse con el autobús de la línea L94 que une Barcelona con Castelldefels y sentirse, más si cabe, orgulloso de sentir al Sevilla FC, el equipo de todos.

Ya no hace falta vivir en Sevilla ni veranear en la costa gaditana, hoy tan sólo hace falta pasear por Barcelona para poder presumir de equipo y señalar con el dedo el autobús diciendo que «ese es mi escudo».

No hay ninguna duda: somos de todos.