Archive for Sevilla FC

Todo a su tiempo

Después del empate en Pamplona y la victoria de ayer del Atlético de Madrid, la situación del equipo sigue siendo más o menos la misma pero con una jornada menos.

Si hasta el sábado nuestros principal perseguidor era el Valencia, con el que teníamos una diferencia de 4 puntos, ahora el equipo que lucha por desbancarnos de la tercera plaza es el Atlético de Madrid con el que tenemos la misma ventaja (3 puntos más el average vendrían a ser 4 puntos).

Así pues el sábado el equipo tiene una oportunidad de oro para certificar esa tercera plaza de forma matemática y concluir así una temporada que ha tenido bastantes altibajos, tanto en lo deportivo como en lo anímico.

La importancia de ese partido es tal que ahora mismo el sevillismo, bajo mi humilde opinión, no debe caer en debate que poco ayudan a los nuestros y tiene que centrar todas sus miras en apoyar y sumar para llevar al equipo en volandas a la victoria ante el Depor.

Está claro que el ambiente está algo enrarecido, que hay jugadores que manifiestan abiertamente su descontento con algunas decisiones técnicas y que los planteamientos podrían ser mejores, pero por encima de todo, por encima de esos debates, lo que debería predominar en las ganas de que el equipo consiga el hito de clasificarse de forma directa, para disputar la mejor competición mundial de clubes.

Eso es ahora mismo lo que nos debe preocupar.

Cada cosa tiene su momento y el nuestro, ahora mismo, pasa por animar a los nuestros, desde el primero hasta el último, para conseguir el ansiado objetivo.

Ahora es momento de estar unidos, de demostrar fortaleza, de «fer pinya» y tirar hacia delante. Como ejemplo claro tenemos al Espanyol. Los periquitos, han dejado de lado los errores cometidos hasta ahora, la mala planificación, etc y se han unido para conseguir un objetivo: la salvación. Sus aficionados han pasado de silbar al equipo a acompañarlos en masa por los diferentes campos de primera hasta conseguir casi de forma matemática su permanencia en primera el año que viene.

Ese debe ser nuestro camino.

dejar

Debemos estar todas a una, animar, apoyar al equipo a marcar ese gol que nos de la victoria y una vez con el billete de Champions en la mano, expresar nuestro sentir por la temporada vivida.

Ahora tocar estar con los nuestros, luchar por el objetivo marcado y luego será la hora de hacer balance.

Cada cosa tiene su momento y ahora el nuestro, es estar con el equipo.

Buscando el empate

Estaba claro como iba a ser el partido de ayer y la verdad es que unos y otros se ciñeron perfectamente al guión preestablecido.

Osasuna salió mordiendo, como si les fuera la vida (y es que les iba la vida…) en busca de un gol tempranero. Los pamploneses eran todo corazón, empuje y coraje, pero con poco fútbol.

Era lo que se esperaba y los nuestros, sabedores de ello, se limitaban a aguantar atrás esperando que pasara el chaparrón. Jiménez, omitiendo los “consejos” de Luis Fabiano, salió de inicio con tres centrocampistas sacrificando la banda de Navas, y apostó por Renato, Duscher y Romaric acompañados de Adriano.

Los nuestros pasaron 30 minutos agazapados, despejando balones y dejando que corriera el tiempo. Pasado ese momento, el equipo dio un pasito adelante y empezó a trenzar algunas jugadas que permitieron a los nuestros llevar algo de peligro a la portería de Ricardo.

Una vez más, los nuestros había mostrado una actitud timorata, falta de ambición y habían tirado a la basura casi media parte.

Así se llegó al descanso, en una primera parte aburrida y sin fútbol, donde los nuestros habían estado más pendientes de no encajar ningún gol que de intentar ponerse por delante en el marcador.

El segundo tiempo empezó sin cambios, tanto en jugadores como en fútbol, y una vez más era Osasuna el que más buscaba la portería cotnraria, abusando, eso sí, del pelotazo y los centros al área.

Poco había pasado cuando Kanouté notaba un pinchazo en el pubis y tenía que ser sustituido por Navas y más adelante, Jiménez decidía dar entrada a Capl por un cansado Adriano.

El equipo volvía a jugar con dos carrileros natos, con Capel en la izquierda y Navas en la derecha, y Renato y Luis Fabiano por delante.

Y ahí apareció el Sevilla, seguro atrás y sacando buenas contras, principalmente por la banda izquierda, hasta que el colegiado, en una rigurosísima decisión, le sacaba la segunda tarjeta a Romaric por un inexistente codazo, y dejaba a los nuestros con un hombre menos.

Poco había hecho el equipo hasta entonces y menos se presumía que iba a hacer con 10.

A partir de ahí otra vez lo mismo, con el equipo metido atrás dando por bueno el empate y con tan sólo Capel intentándolo en ataque.

De ahí al final, con ambos equipos contentos con el punto conseguido, como todos tuvieran claro que era lo que habían venido a buscar.

Ayer el equipo volvió a sacar su cara B, la que muestra un equipito del montón, sin ambición, que tira a la basura muchos minutos y que se conforma con un punto.

Un dato importante hoy ha sido que los nuestros han hecho más faltas que el rival y eso lo dice todo.

Hemos salido a buscar el empate y lo hemos conseguido.

Luego veremos si el punto es bueno o malo, pero por ahora queda claro que la imagen ofrecida ayer noche no es la de un equipo de Champions.

Debate abierto

Esta mañana, Luis Fabiano, ha dado una rueda de prensa en la que ha expresado abiertamente su opinión sobre el sistema táctico que el equipo debe utilizar en sus partidos. Según el brasileño, el equipo debe saltar al campo siempre con dos delanteros (Kanouté y él mismo) acompañados de dos hombres de banda.
Con estas declaraciones, vuelve a abrirse el debate sobre la idoneidad o no de jugar con dos arriba o hacerlo con uno más en el centro. En este sentido, creo que el equipo debe tener un estilo propio independientemente del rival y, salvo excepciones, jugar siempre con el sistema añorado por Luis Fabiano.

Como se demostró el sábado, el equipo se gusta mucho más con los dos hombres de banda y los dos delanteros arriba pues de este modo, hasta un rechace puede ser una ocasión de gol ya que si uno de los delanteros es capaz de encarar a los defensas, cuenta siempre con la ayuda de su otro compañero. Además, si tenemos en cuenta los innumerable centros al área que se hacen desde las bandas, no cabe duda de que la opción de jugar con dos puntas parece la más acertada.

En cualquier caso y como he dicho antes, sólo en casos en los que el rival es manifiestamente superior técnicamente hablando, el equipo debería abogar por utilizar a un solo delantero y contar con la ayuda de un quinto centrocampista. Dicho de otra forma, jugando contra equipos como el Barça, con una innegable capacidad de controlar la posesión del balón y crear ocasiones de superioridad en el centro del campo, la fórmula de los 5 centrocampistas es, a mi entender, la más acertada pues de lo contrario pasa lo que pasó hace poco en el Camp Nou.

Otro dato a favor del sistema de los dos delanteros, es echar la vista atrás y darse cuenta de que ese mismo sistema, aunque en algunos casos con diferentes jugadores, fue el que nos llevó a cosechar la mayoría de los muchos éxitos que hemos vivido en estos últimos años, como por ejemplo la final de Eindhoven que antes de ayer cumplió 3 añitos, donde el equipo se proclamó campeón con Adriano y Navas en las bandas y Luis Fabiano y Saviola en la delantera.

En cualquier caso, la última palabra la tiene M.Jiménez, pero está claro que éste, al igual que otros muchos, es un debate abierto entre el sevillismo.

¿Qué opinas tú?

Reacción aplastante

Ayer debíamos rubricar en casa el buen trabajo realizado en Villareal. Sabemos que este año no ha sido de los mejores en nuestro feudo, pero nos enfrentábamos a un rival que no se jugaba nada…pero se adelantaron en el marcador y los fantasmas de Racing, Getafe, Málaga…sobrevolaban el Sánchez Pizjuán. Nada más lejos de la realidad. El niño de los Palacios empezó a bailarle a su marcador y a centrar una y otra vez, Luis Fabiano y Kanouté combinaban con facilidad, y era cuestión de tiempo que llegara el empate. O´Fabuloso hizo una jugada de crack y provocó un penalti, que Kanouté culminó de maravilla con paradiña incluida.
En la segunda parte un Sevilla lejos de disminuir en su tesón, seguía llegando a la portería de Moyá con peligro, sobre todo por banda derecha, Ayoze ayer soñó con Jesús Navas.

jesus_navas

Otra muy buena jugada de Luis Fabiano, de los mejores encuentros del brasileño este año, terminó con el balón en el fondo de la red. Pero el destino le aguardaba un premio en gol al mejor jugador del partido, Jesús Navas volvió a irse por milésima vez de su marcador y con la zurda la puso en la escuadra, imposible para Moyá.
Muy buena capacidad de reacción del Sevilla y otros 3 puntos más para asegurar el tercer puesto de la liga.