Archive for PostPartido

Caimos en las redes de Lotina (1-0)

El partido de ayer fue un claro ejemplo de que lo que, a partir de ahora, nos encontraremos en muchos de los campos donde el Sevilla deba pelear por los 3 puntos.

Los de Lotina, conocedores de la superioridad de los nuestros, centraron todos sus esfuerzos en anular el ataque sevillista confiando además, en que en una jugada aislada, balón parado o jugada afortunada, ellos pudieran adelantarse en el marcador.

Con este planteamiento, podríamos decir que a Lotina el partido le salió perfecto. Desde el minuto uno, colocó a dos hombres tapando las bandas, anuló el centro del campo dejando a casi 9 nueve jugadores por detrás de la línea de centro y para colmo se encontró con un golazo mediada la primera mitad que les permitió seguir con su idea.

Los minutos fueron pasando y nada cambiaba, los ataques de los nuestros morían en la línea de tres cuartos y ellos se encontraban muy cómodos en el campo saliendo a la contra.

En los últimos minutos, los nuestros lo intentaron más con el corazón que con la cabeza pero el gol no llegó y el equipo se fue de Coruña con la segunda derrota del campeonato.

En cualquier caso, no es de recibo caer en el pesimismo ni abrir viejos debates, al fin y al cabo el partido de ayer se jugaba en el campo del cuarto clasificado.

Recital con sufrimiento (2-1)

Por suerte hoy en día existen los ordenadores y las crónicas se escriben con teclados. Si tuviera que escribir con papel y boli lo que hemos vivido esta noche en la peña, creo que ahora mismo sería incapaz de dominar el tembleque de manos que arrastro tras semejante sufrimiento.

El Sevilla ha dado un recital de fútbol pero ha sido también un claro ejemplo de como no matar un partido.

Si el fútbol fuese justo creo que el resultado final hubiese sido un 5-1, pero ellos tienen a Casillas y una flor como un jardín, y al final nos ha tocado sufrir.

Los nuestros han jugado mejor, han tenido ocasiones clarísimas, algunas incluso difíciles de fallar, pero no han rematado al rival, lo que ha hecho que el tramo final del partido haya sido una tortura para todos los sevillistas.

Lo bueno de estos partidos es que si todo acaba saliendo bien, la alegría es incomparable…tanto que algunos hemos acabado cantando y saltando encima de las mesas.

Jiménez ha vuelto a acertar en su planteamiento, con la pareja Zokora-Renato en el medio, con dos puñales en las bandas como Perotti y J.Navas y ha apostado por Negredo y Luis Fabiano en la delantera.

Con un planteamiento valiente, los nuestros han salido a por el partido desde el primer minuto, y han derrochado ganar por doquier.

Hoy hemos sido más que nunca el equipo del arte y el salero, pero también el equipo que nunca se rinde.

Y con esta receta va a ser difícil que algún equipo consiga vencernos, por que con la calidad que atesoran los nuestros, las ganas que esta noche le han puesto y la comunión que se ha vivido entre afición y jugadores, el Sevilla es, a día de hoy, un equipo temible.

No somos grandes, somos ENORMES.

P.D.: No recuerdo en la peña un ambiente como el de esta noche y lo mejor de todo es que va en aumento a cada partido. Hoy hemos vuelto a dejar pequeño el aforo y hemos podido disfrutar de un ambiente inmejorable.

Así da gusto.

Otro repaso (1-4)

El Sevilla ha vuelto a dar esta noche una muestra de autoridad, esta vez ante toda Europa, dejando claro que este año no va a arrugarse ante nadie ni nada.

Jiménez ha vuelto a acertar con las rotaciones y ha planteado una primera parte de fútbol físico para contrarrestar el previsible ataque en tromba del equipo escocés.

Tras los primeros 45 minutos, donde lo más destacado ha sido un remate de Kanouté y un penalty no señalado en nuestra área, el Sevilla ha salido decidido a llevarse los 3 puntos y para ello se ha adueñado del balón, demostrando su clara superioridad técnica, y ha sido paciente hasta que los goles han llegado.

En el minuto 50 Konko abría la lata tras una jugada de estrategia, poco después Adriano hacia el segundo rematando un pase de un Luis Fabiano que a los pocos minutos hacía el tercero. Finalmente Kanouté, también a pase del delantero brasileño, hacia el cuarto de la noche, callando el Ibrox Stadium en 30 minutos de ensueño.

A partir de ahí Jiménez, en otra decisión acertada, movía el banquillo pensando en el domingo y poco antes del final, en una jugada aislada desde fuera del área, los escoceses hacían el gol del honor.

Con este resultado, el equipo vuelve a presentar su candidatura a todo, demostrando un espléndido nivel y avisando a sus rivales de cara a futuros partidos.

Somos líderes de grupo con 6 puntos, 4 más que el Stuttgart alemás que será nuestro próximo rival.

Próxima parada, R.Madrid.

Recital de fútbol (0-4)

El Sevilla ha dado esta tarde en La Catedral un auténtico recital de buen juego y goles, lo que le ha servido a los nuestros para sumar otros 3 puntos por cuarta jornada consecutiva.

El equipo llegaba algo marcado por las bajas, tanto por lesión como por las habituales rotaciones y con el recuedo de la semifinal copera del año pasado, pero a los 5 minutos todo eso pasaba a un segundo plano cuando Renato hacía el 0-1 en un saque de falta directo.

A partir de ahí los nuestros se han movido como pez en el agua, se han hecho con el control absoluto del balón y han jugado con el Athletic como y cuando han querido. A los 20 minutos Negredo hacia el 0-2 y poco antes del descanso Kanouté hacia el tercero.

Habían sido 45 minutos para grabarlos en vídeo y ponerlos en los entrenamientos como ejemplo de lo que es jugar al fútbol, mostrando ambición, raza y acierto arriba.

La segunda mitad empezaba con la expulsión de Amorebieta por segunda amarilla tras codazo a S.Sánchez lo que ponía más fácil si cabe la segunda mitad. La tónica fue la misma, con un Sevilla dominador con la pareja Renato-Lolo moviendo al equipo a su antojo.

En el 75 y tras más de dos minutos tocando el balón, éste llegaba a Navas que se plantaba ante Iraizoz haciendo el cuarto y definitivo con la pierna izquierda.

Era el colofón a un espectacular partido, dominado de principio a fín y muy bien planteado por M.Jiménez, que hacia justicia a lo mostrado por ambos equipos en el terreno de juego.

Hoy por fín, nos merendamos al león, desde la melena hasta la cola.